divorcio_pareja_620x350Por desgracia, en el momento que se firma un divorcio son muchas las dudas que se platean. La principal es la que hace referencia a la custodia de los hijos, pero a su vez, una de las más importantes es la de saber quien se queda con la casa que hasta ese momento se compartia. Suponiendo que el matrimonio en cuestión es coporpietario de la vivienda, os damos algunas claves a tener en cuenta, que os pueden ayudar a decidir quien serà su inquilino a partir del momento de la separación.

  •  Hijos menores de edad

Si el matrimonio o pareja tiene hijos menores de edad, la normativa del Código Civil de Catalunya señala que el uso del piso tras el divorcio se otorgará al progenitor que se le conceda la custodia del menor mientras dure su minoría de edad. En el resto de supósitos, será el juez el que determine darle la vivienda al cónyuge que esté más necesitado si no hay hijos en común, son mayores de edad o existe una decisión de custodia compartida.

  • Los gastos de la vivienda

Una vez este punto ha quedado claro, queda por determinar quien asume sus gestos. Aquí dependerá de como se ha gestiono la hipoteca en el momento de la compra de la vivienda. Cada conyuge deberá responder al pago de la renta mensual dependiento de la proporción que tenga en el prestamo. Si la hipoteca, como es de forma bastante genèrica, es dividí a partes iguales, ambas partes deberan pagar lo mismo, aunque solo una de las dos, como es lógico disfrute del uso de la vivienda. Eso sí, este conyuge deberá hacerse carga de los gestos derivados de la vivienda a partir de entonces: conservación, mantenimiento, reparación, comunidad de propietarios, suministros y tributos como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

  • Cómo comprar la otra mitad del piso

También se puede llegar a un acuerdo tácito en la pareja e independientemente de lo expuesto, llegar a la decisión de comprar la mitad del piso al otro conyuge.  ¿Cómo hacerlo? Te lo explicamos en sencillos pasos:

  1. Un agente inmobiliario o un experto jurídico te asesorará en cómo realizar la división hipotecaria.
  2. Un tasador te dirá el precio actual de tu inmueble, que será el valor del mercado menos el balance en el préstamo hipotecario, menos los costes de tramitación.
  3.  Negocia las condiciones de refinanciación con tu banco. La entidad financiera te solicitará que justifiques tus ingresos para optar a una opción concreta de financiación.